Historia

GÜÉJAR SIERRA

ALTITUD: 1.088 m.
EXTENSIÓN: 24.042 hectáreas.
DISTANCIA DE GRANADA: 16 km.
Nº HABITANTES: 3.157 habitantes (actualización abril 2012).
GENTILICIO: Güejareños.

A más de 1000 metros de altitud, en la vertiente noroeste del Parque Natural de Sierra Nevada, del que forma parte, se asienta la singular y serrana localidad de Güéjar Sierra con el espectacular Embalse de Canales a sus pies. De honda herencia musulmana y convertida en uno de los referentes del turismo natural y activo del país, el municipio granadino se halla comunicado a la perfección con el resto de Andalucía y el Levante, gracias a la A-92 que cruza la región y conecta con la Autovía del Mediterráneo. Altas cumbres, arroyos y manantiales, restos arqueológicos y monumentos se dan mano con senderos llenos de historia y unas tradiciones con carácter propio. Situada en plena Sierra Nevada, declarada  por la UNESCO “Reserva de la biosfera” EN 1986, Parque Natural en 1989, y una década más tarde, Parque Nacional, convirtiéndola así en uno inmenso paraíso medioambiental.

Embalse de Canales (Granada) – Fuente: comandopreston.blogspot.com.es

HISTORIA DE GÜÉJAR SIERRA

Se han encontrado restos arqueológicos de la edad del bronce, y resto de canales que pudieron ser utilizados por los romanos. El origen del actual núcleo urbano corresponde a los musulmanes que le dieron el nombre “Qaryat Walyar”, que significa lugar escarpado de difícil acceso. El núcleo se componía de tres barrios diferenciados y sus pobladores se dedicaban a la cría del gusano de seda, la agricultura, la ganadería y la minería.

Puente de Canales (Granada) – Fuente: comandopreston.blogspot.com.es

En el 1492, cuando los Reyes Católicos toman Granada, esta Villa quedo como señorío moro, pero bajo la soberanía de los cristianos.

La localidad se sumó a la “Sublevación de las Alpujarras o Guerra de Granada”, y con diversas argucias, sus habitantes dificultaron la victoria de Juan de Austria, pagando las consecuencias con el despoblamiento. En 1575, una vez repoblada, se creó la Junta Comunal de Güéjar Sierra, donde los terrenos comunales eran utilizados por los vecinos para su cultivo o como pastos para el ganado a cambio del pago de un canon a la Junta Administrativa de los Montes Comunales, vigente en la actualidad.

ORIGEN MUSULMÁN
Los musulmanes dieron le dieron el nombre de Qaryat Walyar y se alojaron al abrigo de dos fortalezas: una en el Cerro conocido como “El Fuerte”, y la otra, de la que aún se conservan restos, situada en el Cerro del Castillejo.
El Castillejo
o “El Castillo de Linza” fue construido por los romanos durante los últimos años de su dominación, y apoderado por el árabe Amir-Ben-Abdalá al vencer a D. Tello de Castro, quién murió a las puertas del castillo (aproximadamente nos situamos a finales del 711).  Durante los próximos 780 años nada se sabe de esta fortaleza. En 1498, y ante el importante gasto que suponía mantener las más de 100 fortalezas del Reino, se produce el abandono y posterior derribo de 17 fortalezas, una de ellas debía ser la de Huejar. Pero la fortaleza no sería derribada a pesar de la orden real, ya que durante la revuelta mudéjar de 1500  sirvió de refugio para 2.300 personas.

Los pocos restos que quedan del Castillo de Linza (Castillejo). Foto tomada de https://lapeceraphotography.com

   Se componía Güéjar de tres barrios bien definidos:
1. Güéjar (Walyar), Alquería Alta, donde estaba ubicada la mezquita. Identificada por los cristianos como Barrio Alto o del Fuerte. Era la entrada natural desde la Vega de Granada a las alquerías de Güéjar.
2. Güéjar (Walyar), Alquería de en Medio, o Barrio de la Fuente.
En época musulmana la alquería alta y la alquería de en medio fueron los auténticos núcleos de población, donde se concentraba la gran mayoría de la población.  Tras la sublevación morisca (año 1570), y durante los siglos posteriores, la alquería de en medio se constituyó en el principal núcleo de población: era el “pueblo” de Güéjar. Durante la repoblación cristiana a esta alquería se le dio el nombre de “Barrio de la Iglesia” o uno de los “Barrios Bajos”.
3. Güéjar (Walyar), Alquería Baja, identificada por los repobladores como Barrio Bajo o Barrio de la Moraleda o del Peñón.
Dentro del término jurisdiccional de Güéjar podemos existían otras alquerías:
– Alquería de Ageza/Ageuza (Al-Ywza), o alquería del nogal.
– Alquería del Castillejo.
– Alquería de Algaidón (Al-Gaydun) o alquería del cigüeñal.
– Alquería de Canales (Qanalis).
– Alquería de Al-gar Al-Mutafawwiz o Cueva del Fugitivo.

Guejar Sierra vista desde el castillejo. Foto tomada de https://lapeceraphotography.com

CONQUISTA CRISTIANA

La conquista del núcleo por los cristianos estuvo encabezada por D. Juan de Austria. Sin embargo dada la fama y el carácter de los lugareños, las autoridades granadinas idearon una estrategia para que D. Juan de Austria no se enfrentara directamente con los rebeldes. Así perdieron a la vanguardia por los entresijos de lo que hoy es el Barrio Alto, mientras la mayor parte de las tropas luchaban por la conquista de la ciudad. Dicha táctica fue frenada en un primer momento por la astucia de los moriscos, los cuales ante la imposibilidad física de vencer al enemigo, evacuaron a las mujeres y a los niños de la localidad, ellos se vistieron con los trajes y las túnicas de ellas. Cuando los cristianos atacaban a las indefensas moras se encontraban con un fiero morisco que ocultaba entre sus ropas la cimitarra o el arcabuz. Este episodio acabó con la victoria de los cristianos y la expulsión de los moriscos.
La rendición de Güéjar debió ser el 25 de noviembre de 1491 y junto con la mayor parte del reino nazarí, y tras la Toma de Granada, siguió siendo habitada por la misma población autóctona musulmana, y que hasta 1501 sería denominada población mudéjar.
En mayo de 1492, Güéjar pasa a ser término y jurisdicción de la ciudad de Granada por orden de los Reyes Católicos.
Durante los años posteriores a la Toma se dará un cierto respeto a los derechos mudéjares aunque con el tiempo fueron apareciendo diferentes disposiciones (como la prohibición de llevar armas) lo que originó el descontento mudéjar. Consecuencia de ello fue la fuerte emigración mudéjar a partir de 1492 y la tensión de determinados barrios de la capital donde convivían ambas culturas.

Fuente de los Dieciséis Caños, en el Barrio Alto. Foto tomada de http://manolopapus.blogspot.com.es

En 1499 el Arzobispo de Toledo, Francisco Jiménez Cisneros, procede a la conversión al cristianismo por los helches (cristianos que habían renegado de su religión y se habían tornado musulmanes), lo que provocó la sublevación mudéjar.  Este levantamiento tuvo lugar en Güéjar a finales de diciembre de 1.499, que junto con el de Pinillos fueron las únicas alquerías que se sublevaron en la vega de Granada. La Toma de Güéjar cita del 28 de enero de 1.500 y contó con la colaboración  de algunos musulmanes que cedieron la fortaleza (“El Castillejo”). Los 2.500 mudéjares de Güéjar, previamente bautizados, serían trasladados a Granada para su venta como esclavos.En 1568  volvieron a sucederse sublevaciones moriscas que terminarían en la definitiva toma de Güéjar el 24 de diciembre de 1569 tras meses de guerra.
Una vez finalizada la etapa de rebeliones y levantamientos, y con la expulsión definitiva de los moriscos, en el s.XVI, Don Pedro de Deza mandó repoblar todas las tierras deshabitadas.
En el s.XVII se construyó la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario, de estilo renacentista, formada por una nave central y una torre, y de la que se destaca su artesonado mudéjar realizado en madera y las tallas de gran calidad que alberga.
A nuestro legado patrimonial también pertenecen: La Ermita de Nuestra Señora de las Nieves y la Fuente de los Dieciséis Caños.

Datos y reseñas bibliograficas:
Arnedo, Rafael.  Historia de Güéjar Sierra, de mora a cristiana. Excmo. Ayto. de Güéjar Sierra. Granada. 2007
Güéjar Sierra, «La imagen de un pueblo». Excmo. Ayto. de Güéjar Sierra. Granada. 2002

Por supuesto, no podemos dejar de lado el tranvía que unía Granada con Guejar Sierra y el Barranco de San Juan, el tranvía de Sierra Nevada.
El 21 de febrero de 1925 se inauguró el primer tramo del Tranvía de Sierra Nevada, un nuevo sistema de comunicación que era fundamental para el acceso a Sierra Nevada y que de no ser por su abandono y destrucción a día de hoy cumpliría su ochenta y tres cumpleaños.
La construcción se llevó a cabo cuando en 1905 el Duque de San Pedro Galatino se interesó por el proyecto y en compañía del ingeniero Ramón Maurell y el arquitecto inglés Lowell se pusieron de acuerdo para la elaboración del mismo. Se proyectaron alrededor de veinte kilómetros que cubrían el trayecto Granada – “El Charcón”, y se estimaban unos beneficios económicos de 292.000 pesetas.
La sociedad constructora del tranvía estaba constituida por 4.500 acciones cuyo costo total ascendía a 4.250.000 pesetas, del cual el Duque de San Pedro mantenía una participación del 31,3% es decir 1.330.250 pesetas.
En 1921 bajo la dirección del ingeniero Enrique Gómez López dan comienzo las obras que se alargarían hasta cuatro años después.
El 21 de febrero de 1925 se inauguró finalmente el primer tramo de tranvía, desde Granada hasta Canales, y unos meses después se autorizó la circulación provisional del tranvía desde Granada hasta la Estación de Güéjar Sierra, un trayecto que atravesaba 14 túneles y 21 puentes a lo largo de 17,55 Km. y que alcanzaba una altitud de 1.500 m.
En 1928 el tranvía llegó a la Estación de Maitena y en 1944 llegó al Barranco de San Juan.
El Tranvía de Sierra Nevada nunca fue rentable y su fin llegó el 7 de diciembre de 1973.

Fuente: http://comandopreston.blogspot.com.es/2011/11/vereda-de-la-estrella-version-circular.html
El tranvía (Granada – Barranco de San Juan) – Fuente: comandopreston.blogspot.com.es

 

Fuente: Guía de Recursos Turísticos del arco noroeste de la vega de Granada.

Más Fuentes: Ayuntamiento Guejar Sierra. http://guejarsierra.es